Seguramente a más de alguno de nosotros nos ha pasado que hacemos ejercicio, relativamente de manera frecuente y a la hora de ver los resultados, no siempre son como esperamos… aunque la pesa diga lo contrario. ¡Es muy frustrante! Bajas de peso, pero ese rollito rebelde no se va nunca.

Es en ese preciso momento que empezamos a evaluar opciones para poder lograr el cuerpo que siempre hemos querido y que ni con ejercicio logramos obtener. ¿Pero y cómo lo logramos entonces? A continuación, te explicamos las diferentes opciones.

 

Liposucción

 
Por definición, este procedimiento médico permite una mediante la extracción de los cúmulos de grasa subcutánea, por lo tanto, su objetivo principal es que no desaparecen con dietas ni ejercicios.

A pesar de que su nombre es bastante lógico y coherente con su significado, hay muchas personas que asocian esta cirugía con la pérdida de peso, lo cual no es así. Si bien, la eliminación de grasa (a veces grandes cantidades), supone una baja de peso, su principal propósito es la extracción de esta y no un adelgazamiento en relación    al peso.

Ahora bien, existen varias técnicas para llevar a cabo este procedimiento, como son:

Liposucción tumescente. Es la más común y denominada como la técnica “clásica” para la extracción de grasa, donde se inyecta una solución estéril, la cual tiene efecto anestésico y además disuelve y hace más fácil la remoción de la grasa. Luego esta se extrae a través de pequeñas cánulas.

Liposucción asistida por láser. Se inserta una fibra láser a través de una pequeña incisión y se utiliza una luz láser de alta intensidad para romper la grasa y así extraerla a través de cánulas.

Liposucción asistida por agua: Se utiliza un dispositivo a base de agua a presión, con el cual se destruyen los glóbulos de grasa y se facilita su extracción.

 

 

Liposucción Ultrasonido o Vaser

Hicimos un apartado con este tipo de liposucción porque nos parece una excelente opción a la hora de someterse a un procedimiento para extraer la grasa localizada del cuerpo.

Esta técnica se basa, como su nombre lo indica, en la utilización de energía ultrasónica para romper las moléculas de grasa y extraerlas con mayor facilidad. Además, una ventaja de esta técnica es que, luego de la acción del ultrasonido, la grasa es mucho más fácil de trabajar y de moldear, resultando en una lipoescultura completa y con una figura más esbelta, dada su buena adaptación de la piel, después de su aplicación.

Así que si estás en este momento barajando opciones e investigando qué técnica es mejor o dónde poder realizar una eventual liposucción, desde Clínica Lo Arcaya vemos como una muy buena opción la lipo Vaser dada sus ventajas, que ya explicamos anteriormente, sin embargo, cada cuerpo es diferente y la recomendación es siempre asistir a una evaluación previa con el médico especialista, para que este pueda determinar cuál es la mejor opción para tu caso en particular y de acuerdo a los resultados que busques obtener.

Byron Smith

Editado por Byron Smith

Periodista Clínica Lo Arcaya

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.