Lifting Facial

El rostro acusa los efectos de la gravedad, exposición solar y el estrés del diario vivir mientras envejecemos. Es así que se profundizan los surcos entre la nariz y la boca. Se suelta la piel de las mejillas, abultándose en la línea de la mandíbula, y aparecen depresiones o depósitos grasos en la zona del cuello.

La ritidoplastía mejora los signos más visibles de este proceso de envejecimiento removiendo los excesos de grasa, levantando los músculos y reacomodando la piel de la cara y el cuello.

Ve el video para más información —>

Si necesitas asistencia o tienes alguna duda

Escríbenos por nuestro formulario de contacto o en nuestro chat.
¡Con gusto te atenderemos!